Guía para principiantes

Ayuda a los principiantes

Las autorizaciones legales por país

Es necesario saber que en ciertos países el juego online es considerado ilegal. Es por esta razón que es el jugador quien debe informarse sobre las leyes jurídicas de su país o región. Generalmente, las autoridades competentes son quienes pueden informar correctamente a las personas sobre las regulaciones internas.

El estatuto jurídico y comercial del casino

Los casinos online deben respetar la ley. Deben disponer de una licencia de explotación de sus servicios provista por una comisión oficial de juego. Es importante, entonces, consultar la información de cada casino antes de realizar depósitos de dinero: la mención de la comisión que autoriza sus actividades, su dirección postal, los administradores del sitio web, los operadores y proveedores del software. Por otro lado, es fundamental leer las condiciones y términos durante el proceso de inscripción.

La presencia de un modo de juego de “diversión“

Es preferible probar inicialmente los diferentes juegos antes de efectuar apuestas reales. Los casinos proponen, así, un “modo diversión” que da la posibilidad de jugar sin necesidad de realizar ninguna apuesta. Este procedimiento ofrece diversas ventajas: el jugar en forma gratuita permite lograr una idea de los eventuales problemas de los diferentes casinos o, recíprocamente, de la calidad de sus servicios.

La eficacia del servicio de soporte al cliente

Los casinos que gozan de una buena reputación proveen una dirección de correo electrónico o un número de teléfono que al cliente permite contactar con el servicio de atención al cliente. Dicho servicio es usualmente accesible los 7 días del año y durante las 24 horas. Es importante que el casino provea un servicio de atención al cliente profesional y multilingüe. En caso de problema, es el único departamento que puede atender las solicitudes de los jugadores.

La diversidad de los medios de pago

Los casinos online tienen la obligación de ofrecer una gran variedad de alternativas para facilitar el pago de los diferentes servicios. Los establecimientos de casinos online aceptan, a menudo, soluciones de pago vía portafolios electrónicos, tales como NETeller o MoneyBookers. Otras opciones son, también, las tarjetas de crédito, las transferencias bancarias y los cheques electrónicos.

La riqueza de los bonos y promociones

Estrategia comercial por excelencia, el bono tiene como objetivo atraer al cliente. Dicho bono debe ser muy atractivo y beneficiar al usuario. Los bonos estándar provienen del apadrinamiento, la inscripción y los programas de fidelidad. Si un casino no ofrece ninguno de los bonos anteriores, no merece la pena, en realidad, participar en sus juegos ya que un casino debe asegurarse de que el jugador reciba un mínimo de dinero en el caso en que pierda en los diferentes juegos. El casino debe asegurarse de recompensar la antigüedad y frecuencia de participación del cliente.

La confidencialidad y la protección de los datos personales

Un buen casino online utiliza un software perfectamente seguro. La protección de los datos confidenciales del cliente debe estar asegurada durante las 24 horas del día. En general, los establecimientos de juego online utilizan una tecnología de cifrado de datos SSL. Es esencial, entonces, asegurarse de que el casino online elegido posea un sitio web apropiado según las normas de seguridad en vigor.